Los fotones y el cerebro.

Posted on mayo 28, 2010 por

0


COMENTARIOS DE LA DRA ANNETTE PATTERSON SOBRE EL SUN GAZING… EFECTOS
EN LA CLARIVIDENCIA

Sobre “Luz: La medicina del future”..comentario de la Dra Annette M.,
Patterson, Doctora genetista Ph.D.

Estudiando el trabajo de Jacob Liberman O.D., Ph.D., descubrí que está
científicamente probado que la luz es responsable de alterar el
cerebro y la mente. Entra a través de la piel y el cuerpo. Si apenas
un solo fotón entra por el ojo ilumina todo el cerebro.

Pero como actúa?

La luz gatilla el hipotálamo ,el cual regula la vida del cuerpo- y las
funciones que lo preservan,o sea el sistema nervioso autónomo (que
recibe la información de las vísceras y del medio interno, para actuar
sobre sus músculos, glándulas y vasos sanguíneos),el sistema endocrino
(es un conjunto de órganos y tejidos del organismo que liberan un tipo
de sustancias llamadas hormonas y glándulas endocrinas) y a la
glándula maestra la pituitaria.

El hipotálamo es el responsable de de nuestro reloj biológico.Esta
glándula envía un mensaje ,por la via luminosa al órgano pineal,o
glándula pineal .

La glándula pineal

La glándula pineal está situada en la parte posterior del cerebro.
Esta glandulita tiene tan sólo cinco milímetros de diámetro. Está
rodeada de una fina arenilla muy importante. La glándula pineal es un
pequeño tejido rojo-gris y es responsable de soltar o segregar una de
las más importantes hormonas,la melatonina.La segregación de la
melatonina está directamente relacionada a la luz,oscuridad y colores
y al campo electromagnético. Afecta cada una de nuestras células del
cuerpo y altera la actividad interna de cada célula permitiéndole
armonizar con las otras y con la naturaleza.

Se cree que la pineal es la parte de nosotros que nos permite sentir
la unidad con el Universo y establece estados para nuestra más íntima
relación con el ambiente que nos rodea. Los animales por ello
naturalmente viven de acuerdo ala naturaleza.

Descartes aseguraba que esta glándula era el asiento del alma. Los
orientales aseguran que esta glándula es un tercer ojo atrofiado.
Cuando la ciencia médica del mundo occidental descubrió que esta
glándula es tan sólo un pequeño tejido rojo-gris situado en la parte
posterior del cerebro, entonces rechazó la afirmación de Descartes de
los orientales. Mejor hubiera sido no sentar dogmas científicos y
estudiar todos los conceptos en forma ecléctica y didáctica.

Los yoguis de la India aseguran que la glándula pineal es la ventana
de Brahma, el ojo de diamante, el ojo de la polividencia que mediante
cierto entrenamiento especial nos da la percepción del mundo
invisible.

Los yoguis de la India tienen prácticas con las cuales se puede lograr
una superfunción especial de la glándula pineal. Los sabios orientales
dicen que de la potencia sexual depende la potencia de la glándula
pineal. Ahora podremos explicarnos las bases científicas de la
castidad.

No hay duda de que todos los grandes videntes bíblicos fueron grandes
pinealistas. La castidad científica combinada con ciertas prácticas
les permitió ver el invisible de la naturaleza. Los orientales afirman
que en la glándula pineal se halla el loto de los mil pétalos. No hay
duda que esa es la corona de los santos.
Los hombres de genio tienen la glándula pineal muy desarrollada. En
los cretinos se ha descubierto que la glándula pineal se halla
atrofiada. Los grandes fenómenos de fascinación de masas, tan comunes
en la India, sólo son posibles cuando el fakir auténtico, tiene la
glándula pineal llena de gran vigor.
La secreciones de la pineal influyen también sobre la mente. Ahora nos
explicamos por qué los indostanos se dedican a controlar la mente. Por
medio de la mente podemos regular nuestras funciones hormonales. El
ejemplo es el que algunos sabios indostanos han permanecido enterrados
durante muchos meses sin morir.

El desarrollo especial de la glándula pineal nos permite percibir el
cuerpo astral, y sus sentidos anímicos que como flores de loto emanan
de las mismas glándulas endocrinas.

La ciencia médica juega con la mecánica de los fenómenos, pero no
conoce el fondo vital. El desarrollo especial de la glándula pineal
nos permite ver el mismo fondo vital.

La glándula pituitaria

La glándula pituitaria o hipófisis, es una glándula endocrina del
tamaño de un guisante. Una estructura pequeña situada a los pies del
hipotálamo y en la base del cerebro. Se encuentra unida por un tallo,
una pequeña cavidad ósea conocida como silla turca, al hipotálamo, la
zona del cerebro que controla esta función.

Para comprender la glándula pituitaria, es importante saber cómo
funciona dentro del sistema endocrino. La glándula pituitaria,
conocida también como glándula madre, desempeña un papel importante en
el sistema endocrino, junto con las demás glándulas endocrinas.

La glándula pituitaria es muy pequeña. La Biología afirma que esta
glándula es tan sólo del tamaño de un guisante y pende
maravillosamente de la base misma del cerebro descansando
armoniosamente sobre el hueso esfenoides.

Su hiperfuncionamiento da origen a seres humanos gigantes. Cuando el
funcionamiento de su lóbulo frontal es insuficiente, entonces tenemos
los enanos. Así pues, es lógico suponer que sin el lóbulo frontal de
la glándula pituitaria la vida sería imposible, puesto que ella regula
el tamaño de la estructura de la comunidad celular.
Ciertas formas de idiotez y ceguera se deben también a algunas
anormalidades del lóbulo frontal de la pituitaria. La función del
lóbulo posterior de la glándula pituitaria es también tonificar
maravillosamente los músculos involuntarios del organismo.

La secreción de la pituitaria afecta también a la excreción de agua de
los riñones. Los médicos utilizan la pituitaria para ayudar en los
partos difíciles.
La glándula pituitaria secreta siete clases de hormonas. El valor de
la glándula pituitaria en obstetricia es también incalculable.

La Biología analiza y estudia los conceptos científicos de todos los
sabios. Ya la Biología salió del horrible materialismo del siglo
dieciocho, y actualmente comienza a estudiar todas las potencialidades
físicas, anímicas y espirituales de las glándulas de secreción
interna.
Los yoguis del Indostán dicen que de la glándula pituitaria nace la
flor de loto de dos pétalos. Esa flor de loto se halla situada en el
cuerpo astral exactamente entre las dos cejas. Los sabios del Indostán
dan a estas flores de loto el nombre de chacras. Los yoghis aseguran
que el chacra pituitario nos hace clarividentes. En la tierra sagrada
de los vedas, existen muchas prácticas secretas para desarrollar la
clarividencia. Dicen los Indostanos que el chacra frontal tiene ocho
poderes mayores, y treinta y seis menores.

La conexión entre la pineal y la pituitaria
Ahora vamos a considerar a la glándula pineal y su relación con la
glándula maestra la pituitaria. Según la maestra H. P. B.(Blavatsky),
dice que la glándula pituitaria es el paje y portaluz de la glándula
pineal. El doctor Krumm Heller, profesor de medicina de la Universidad
de Berlín, decía que entre las glándulas pineal y pituitaria existe un
canalillo o capilar muy sutil ya desaparecido en los cadáveres. Así
pues, estas dos glándulas se hallan conectadas por ese fino canal. No
existe duda alguna sobre la electrobiología, y sobre las fuerzas
bioelectromagnéticas que las unen. Aun más, se ha descubierto que si
nuestro cuerpo está compuesto de líquido en más de un 70 % y éste
líquido tiene la consistencia de un plasma (como el de las pantallas
de las computadoras) que transmite información automática de un
extremo al otro. Entonces sí se puede considerar una conexión
automática entre una glándula y otra. Pero no olvidemos que toda esa
información se procesa por procesos de pensamiento. Algunos son
regulados automáticamente (como el sistema nervioso autónomo) y otros
por procesos de la voluntad.Que pasaría si el ser humano ha olvidado
algunos procesos en su desarrollo?…la respuesta es que la glándula
permanecería atrofiada, ¿no?

Según los Maestros, la conexión entre ambas glándulas nos volvería
clavividentes. El clarividente puede percibir el mundo invisible de la
naturaleza. El clarividente puede ver el cuerpo astral dentro del cual
están todos los principios anímicos y espirituales del hombre. El
clarividente percibe la cuarta dimensión y otras más.

El energetismo glandular no puede ser despreciado por el biólogo. El
intercambio bioelectromagnético de las glándulas pituitaria y pineal
nos hace clarividentes.
Tomado de: www.healthgrades.com

Anuncios
Posted in: El sol